Hornos sobremesa

La mayoría piensa que si encendemos el horno en modo «de abajo y arriba» y metemos nuestro plato en medio, se nos tiene que hornear por igual, tanto por arriba que por abajo. Pero no es así, lo más probable es que por arriba se nos haga antes que por abajo.

En algunos casos, para obtener el resultado optimo del horneado, es necesario combinar los dos modos del horneado (o los que tenga el horno… pero sobre todo los que controlas).

Muchos hornos tienen el modo de «convección». Su función es repartir el calor de forma uniforme y así acelerar el proceso del horneado.

Su gran desventaja reside en que al mover el calor por el horno, este reseca la superficie del plato. En el caso de un asado tal vez no tan perjudicial como en el caso de un bizcocho o de una hogaza de pan cuya corteza puede quedar como la suela de un zapato.

Los hornos de sobremesa son electrodomésticos que permiten cubrir las mismas funciones que un horno tradicional pero con unas dimensiones inferiores. Por lo tanto, su capacidad será reducida y dependiendo para cuántas personas cocinemos puede ser un poco limitado. De todas maneras, para el día a día de una familia convencional sería suficiente, su potencia puede superar los 1500W y es perfecta para cocinar todas nuestras recetas. Además, como el resto de hornos, tienen un temporizador y diferentes opciones de cocción. También entre sus accesorios básicos suelen incluir una rejilla y bandeja metálica para adaptarse a todo tipo de recetas. En el mercado encontrarás muchos modelos, así que a la hora de comprar tu horno de sobremesaasegúrate que estas características sean las mínimas que tenga.

Qué ventajas tienen los hornos de sobremesa

Como ya hemos comentado, la principal ventaja del horno de sobremesa es la optimización del espacio, ¡pero no es su único punto positivo! Este tipo de hornos pueden moverse con facilidad, así que nos irán bien si somos un poco indecisos y nos gusta reestructurar la casa cada dos por tres o si queremos transportarlo para utilizarlo en diferentes lugares. Esto hace también que su instalación sea muchísimo más sencilla, simplemente tendrás que enchufarlo. Además al ser hornos más pequeños, su limpieza también será más llevadera. Una de las ventajas que notaremos a la hora de cocinar es que son más rápidos que los hornos convencionales ya que concentran mejor su calor.

Una vez pruebes el horno de sobremesa se convertirá en tu opción preferida a la hora de cocinar. Y es que puedes hacer muchísimas recetas con él, simplemente tienes que echarle un poco de imaginación. Así que si necesitas inspiración, ¡sigue leyendo!

  • Carnes. Asados de pollo, ternera o pato quedarán perfectos en un horno de sobremesa. Además cocinar en el horno siempre hará que tus recetas sean más saludables y así evitar frituras u otras cocciones muy grasientas.

  • Pescados. Si dentro de nuestra rutina nos cuesta incluir este grupo de alimentos en nuestra dieta, con un horno de sobremesa lo tendrás más fácil para empezar a incluirlo. Con él podrás hacer recetas riquísimas de dorada, salmón, atún o incluso sepia y calamares.

  • Postres. Los hornos de sobremesa te ayudarán a que no renuncies a bizcochos, galletas y magdalenas caseras aunque tengas una casa pequeña.

  • Pastas. Para gratinados y pizzas los hornos de sobremesa son mucho mejores que los microondas, ya que consiguen un acabado más profesional. Esto ocurre por su mecanismo de funcionamiento, que se basa en el movimiento de aire caliente en el interior del horno, distribuyendo más homogéneamente el calor. Podrás hacer cualquier receta que se te ocurra como lasañas, canelones, pasta gratinada,etc.

  • Verduras. Una dieta equilibrada no es posible sin el consumo de verduras diariamente. Además de ensaladas, gazpachos u otros vegetales crudos, apuesta por verduritas al horno o haz chips caseras vegetales.

Los hornos de sobremesa son electrodomésticos que permiten cubrir las mismas funciones que un horno tradicional pero con unas dimensiones inferiores. Por lo tanto, su capacidad será reducida y dependiendo para cuántas personas cocinemos puede ser un poco limitado. De todas maneras, para el día a día de una familia convencional sería suficiente, su potencia puede superar los 1500W y es perfecta para cocinar todas nuestras recetas. Además, como el resto de hornos, tienen un temporizador y diferentes opciones de cocción. También entre sus accesorios básicos suelen incluir una rejilla y bandeja metálica para adaptarse a todo tipo de recetas. En el mercado encontrarás muchos modelos, así que a la hora de comprar tu horno de sobremesa asegúrate que estas características sean las mínimas que tenga.

Qué ventajas tienen los hornos de sobremesa

Como ya hemos comentado, la principal ventaja del horno de sobremesa es la optimización del espacio, ¡pero no es su único punto positivo! Este tipo de hornos pueden moverse con facilidad, así que nos irán bien si somos un poco indecisos y nos gusta reestructurar la casa cada dos por tres o si queremos transportarlo para utilizarlo en diferentes lugares. Esto hace también que su instalación sea muchísimo más sencilla, simplemente tendrás que enchufarlo. Además al ser hornos más pequeños, su limpieza también será más llevadera. Una de las ventajas que notaremos a la hora de cocinar es que son más rápidos que los hornos convencionales ya que concentran mejor su calor.

Una vez pruebes el horno de sobremesa se convertirá en tu opción preferida a la hora de cocinar. Y es que puedes hacer muchísimas recetas con él, simplemente tienes que echarle un poco de imaginación. Así que si necesitas inspiración, ¡sigue leyendo!

  • Carnes. Asados de pollo, ternera o pato quedarán perfectos en un horno de sobremesa. Además cocinar en el horno siempre hará que tus recetas sean más saludables y así evitar frituras u otras cocciones muy grasientas.
  • Pescados. Si dentro de nuestra rutina nos cuesta incluir este grupo de alimentos en nuestra dieta, con un horno de sobremesa lo tendrás más fácil para empezar a incluirlo. Con él podrás hacer recetas riquísimas de dorada, salmón, atún o incluso sepia y calamares.
  • Postres. Los hornos de sobremesa te ayudarán a que no renuncies a bizcochos, galletas y magdalenas caseras aunque tengas una casa pequeña.
  • Pastas. Para gratinados y pizzas los hornos de sobremesa son mucho mejores que los microondas, ya que consiguen un acabado más profesional. Esto ocurre por su mecanismo de funcionamiento, que se basa en el movimiento de aire caliente en el interior del horno, distribuyendo más homogéneamente el calor. Podrás hacer cualquier receta que se te ocurra como lasañas, canelones, pasta gratinada…  ¡hay miles de opciones!
  • Verduras. Una dieta equilibrada no es posible sin el consumo de verduras diariamente. Además de ensaladas, gazpachos u otros vegetales crudos, apuesta por verduritas al horno o haz chips caseras vegetales

Filtros activos