Tablas de asar

Pulverice el producto sobre la superficie de la placa de cocción de su plancha asar y deje reposar durante unos minutos. Luego, frote con la ayuda de un cepillo o una esponja para eliminar la grasa. Limpie con un trapo limpio y finalmente vuelva a limpiarla con agua. Con este procedimiento conseguirá desengrasar y abrillantar su plancha asar de la mejor forma posible.

Para la placa de acero esmaltado:

Le recomendamos hacer la limpieza de su placa de acero esmaltado de la plancha asar con vinagre blanco o con agua. No debe utilizar el método de los hielos sobre este tipo de placa, para evitar quebrar el esmaltado. No es necesario proteger la placa de su plancha asar con aceite.

Para la placa de acero inoxidable:

Puede utilizar todos los métodos de limpieza ya mencionados. Para una perfecta limpieza, puede utilizar el limpiador Verycook, que le brinda un curado natural a la placa de acero inoxidable de su plancha asar. No es necesario poner aceite sobre su placa entre cada utilización, la placa de acero inoxidable resiste perfectamente a la oxidación de forma natural.

El revestimiento de color puede ser adecentado con un limpiacristales común o simplemente con un poco de agua y jabón. La calidad de la pintura empleada en el producto garantiza su resistencia a las condiciones climáticas de los exteriores. Por su parte, los fogones no necesitan ningún procedimiento de limpieza determinado, ya que la alta calidad del material empleado en su fabricación garantizará una conservación correcta con el transcurso del tiempo.

Asar a la plancha es una manera muy fácil de mejorar tu parrilla de carbón o de gas. Un ajuste muy simple –una plancha de acero con teflón puesta sobre la rejilla de la parrilla–, abre todo un mundo de posibilidades. Los cortes de carne marmoleados no arderán en llamas ni se secarán, las verduras no se caerán por la rejilla y los productos difíciles de asar como los cítricos o los aguacates se podrán carbonizar y caramelizar con facilidad. Domina estos principios básicos y luego prueba nuestras recetas a la plancha favoritas.

Utiliza unas pinzas para arreglar los carbones hasta formar una capa rectangular uniforme. Coloca la rejilla de la parrilla en su sitio y encima coloca la plancha, de manera que quede sobre una cama de carbones o de llamas de gas. Deja que la plancha se caliente unos 10 minutos.

Con cuidado, incorpora los carbones en el cajón de la parrilla y deja que se quemen hasta que se cubran con una delgada capa de ceniza (unos 5 minutos). Si estás utilizando una parrilla de gas, calienta todas las zonas a fuego alto (entre 230°C y 290°C).

Filtros activos